Archivos Mensuales: mayo 2016

Minientrada

20160210_132118

En este enlace aquí podéis ver todos los beneficios que tiene el mijo, un cereal ideal para los celiacos, ya que no tiene gluten.

Ingredientes:

– 1 bolsa de espinacas, 300 gr.

– 1 medida de mijo (yo vaso de cortado)

– 1 zanahoria

– 4 tomates cherry

– Semillas ( yo de la casa Lindowds)

– Sal

– Pimienta

 

Preparación:

1. En un colador, con agujeros pequeños, añadimos 1 medida de mijo y lo enjuagamos bajo el agua del grifo hasta eliminar la suciedad y desechos,  lo enjuagamos hasta que el agua no espumee.

2. Ponemos en un cazo el mijo, 1 medida de mijo por tres de agua, con el fuego medio-alto, una vez empiece a hervir tapamos el cazo y bajamos el fuego, mas o menos unos 20 minutos o hasta que absorba toda el agua. Apagamos el fuego y lo dejamos 5 minutos reposando. Pasamos a un plato y lo aireamos con un tenedor. Reservamos.

3. Salpimentamos las espinacas, las salteamos en una sartén unos 2 minutos, hasta que se hayan aflojado, subimos el fuego y vamos removiendo hasta que se evapore toda el agua, añadimos el mijo y lo rehogamos todo hasta que quede bien integrado. Unos 5 minutos.

4. Con un molde de emplatar, redondo, o el que tengáis, yo también lo hago con moldes de galletas, ponemos la masa de espinacas y mijo y formamos la hamburguesa, cortamos los tomates, rallamos la zanahoria y decoramos el plato, por último espolvoreamos 1 cucharada de semillas y listo!!!

Buen provecho!!

Bon profit!!

Hamburguesa de espinacas y mijo, con semillas Lindowds

Minientrada

PicsArt_05-24-08.36.06

La primera vez que comí papaya fue en unas vacaciones a Tenerife, fui a visitar a mi amiga Nubia y a conocer a gente maravillosa, las chicas del Gavinete, ella es la culpable de que haya adaptado esta receta. Receta extraida de Papaya Premium de Canarias

La papaya es una fruta destacada por contener una gran cantidad de vitaminas (entre las que encontramos vitaminas del grupo B, C, A y D), minerales (como el calcio, el potasio o el sodio), y fibra dietética.

No en vano la papaya es considerada como una de las frutas más ricas en antioxidantes, dado que sólo la mitad de la fruta proporciona unos 38 miligramos de carotenoides, que es capaz de protegernos contra el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

La papaya a su vez favorece y ayuda en la digestión, al contener unas enzimas proteásicos que son parecidos a los que se encuentran en el estómago. Como de buen seguro sabrás, destaca su contenido en papaína, una enzima que precisamente nos ayuda a mantener un sistema digestivo sano que cuenta con capacidad para digerir las proteínas de los alimentos que consumimos.

Beneficios de la papaya

  • Posee una gran cantidad de vitaminas y minerales, así como fibra dietética.
  • Gracias a su contenido en fibra es una fruta con un gran poder desintoxicante, ayudando a su vez a la hora de desintoxicar nuestro organismo, y facilitar la expulsión de las toxinas que se han ido acumulando a lo largo del tiempo.
  • Gran poder antioxidante, gracias a la presencia de caroteno, vitamina C y flavonoides.
  • Es una fruta depurativa, que ayuda a limpiar tanto el colon como los intestinos.
  • Es protectora contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • Propiedades antiinflamatorias, gracias a la acción conjunta de la vitamina C, E, betacarotenos y enzimas.
  • Protege contra la artritis reumatoidea (y otras inflamaciones).
  • Es diurética suave por lo que ayuda contra la retención de líquidos y a depurar nuestro organismo: ideal en este caso para niños.
  • Ayuda a hacer bien la digestión, con lo que se evitan así digestiones pesadas.

 

Espero que os guste, venga va, ya va la receta.

 

Ingredientes:

Para 4/6 vasitos

– 150 grs de papaya  (cortada en trozos pequeños)

– 150 ml de leche vegetal (yo de arroz)

– 200 ml de crema vegetal (Schlagcreme)

– 5 láminas de gelatina

– 50 grs. de  azúcar moreno

– Hojas de menta

Preparación:

1. Ponemos las 5 láminas de gelatina en un recipiente con agua fría y las dejaremos en remojo de 5 a 6 minutos hasta que se hidraten bien.

2. En un recipiente ponemos la crema vegetal y la calentamos a fuego lento, sin que llegue a hervir. Cuando esté templada le agregamos la leche, el azúcar moreno y removemos unos 5 minutos, hasta deshacer el azúcar.

3. Escurrimos las láminas de gelatina para quitarle el exceso de agua  y las ponemos en el recipiente con la mezcla, removemos 3/4 minutos, hasta que se deshaga bien la gelatina.

4. Ponemos 100 gr. de papaya, cortada a trocitos pequeños, junto con  la mezcla y lo batimos hasta que quede bien fina.

5. Repartimos la mezcla en los vasitos a partes iguales, repartimos la papaya que tenemos reservada en cada vaso, a partes iguales. Los dejaremos en la nevera de 2 a 3 horas, dependiendo de cada nevera. Servir con unas hojitas de menta, le da muy buen aroma.

Buen Provecho!!

Bon profit!!

Postre de papaya

Minientrada

PicsArt_05-15-01.10.53

Esta receta la he hecho con calabacín pero se puede hacer con las verduras que más os gusten. El queso es vegano, pero podéis hacerlo con queso sin lactosa.

Ingredientes:

– 1 paquete de masa quebrada Adpan

– 2 calabacines

– 1/2 taco de mozzarella, yo Violife

– 4 Cucharadas de salsa pesto

– 2/3 lonchas de jamón

– Orégano

– Sal

Preparación:

1. Sacar la masa de la nevera para que se vaya atemperando.

2. Cortamos los calabacines, yo uno a rodajas y el otro a triángulos, cortamos el queso, la mitad a tiras y el resto lo rallamos, reservamos todo.

Precalentamos el horno a 180° arriba y abajo.

3. Desenroscamos la masa y la ponemos en un molde para hacer el pastel de calabacín, sin quitarle el papel, la vamos apretando contra el molde hasta que se adapte, moldeamos con los dedos los bordes, para que quede marcada las forma de las ondas del molde, si no tenéis este molde, lo hacéis en el que tengáis.

4. Extendemos, sobre la masa, 2 cdas de pesto, encima ponemos las rodajas de calabacín con una pizca de sal, ahora el queso a tiras, añadimos las 2 cdas que nos quedan de pesto, pero lo vamos echado con la cuchara por encima como si fuera lluvia de pesto, a gotitas, ponemos el calabacín cortado a triángulos, el jamón en virutas, por último el orégano y el queso rallado.

5. Hornear unos 45 minutos. Cuando veáis que la masa esta dorada ya estará listo, espero que os guste!

Buen provecho!!

Bon profit!!

Masa quebrada con calabacín

Minientrada

 

PicsArt_04-13-09.49.02

 

Ingredientes:

– 4 cdas sésamo crudo o tostado (yo crudo)

– 4 cdas Aceite de oliva suave o agua (yo agua)

– Pizca de sal

Preparación:

1. Si el sésamo no está tostado, lo enjuagaremos bajo el chorro de agua, lo dejaremos escurrir bien. Echaremos el sésamo en una sartén y lo pondremos a fuego medio unos 5 minutos, más o menos, o hasta que el sésamo se dore un poco, no dejar de mover. La cantidad de sésamo tiene que ser la que cubra la sartén, si ponemos más tarda en hacerse. Vigilar con la temperatura de la sartén, si el sésamo salta como las palomitas esto querrá decir que la sartén está muy caliente. La retiramos del fuego y esperamos que se enfríe.

Si el sésamo es tostado, pasamos directamente al paso de la picadora.

2. Dejaremos enfriar las semillas de sésamo. Las ponemos en la picadora o un molinillo eléctrico y añadimos el líquido ( yo agua, es más light, pero con aceite esta tremendo 😉 ) y una pizca de sal, muy poquita, si nos pasamos nos quedará muy fuerte.

3. Iremos picando poco a poco, de vez en cuando vamos bajando con ayuda de una espátula las semilla, ya que se nos irán pegando a las paredes de la picadora, repetiremos la operación hasta que nos quede una pasta espesa. Si durante el proceso vemos que le falta líquido iremos echando poco a poco. Según la consistencia que queramos, más espesa o más liquida. Si es para dipear, mejor más espesa, si la queremos utilizar como salsita, le ponemos más líquido.

Y a partir de aquí podéis dejar volar la imaginación, la salsa Tahini se puede dar infinidad de usos, tanto en dulce como en salado!!

Buen provecho!!

Bon profit!!

 

Salsa Tahini o salsa de sésamo o salsa gomasio

Minientrada

PicsArt_05-05-12.20.35

 

Este era uno de mis platos preferidos cuando no era celiaca, tenía muchas muchas ganas de comerlos, pero me frenaba no encontrar crema de leche, que no fuera de soja, por fin la he encontrado y aquí está el resultado de mis noodles carbonara, cuando los estaba haciendo pensé en mi amiga Ester, La Piru, ella no puede comer huevo y los hice sin huevo, la verdad es que no tienen nada que envidiar a los que llevan huevo.

 

Ingredientes:

– Noodles de arroz

– Bacon

– Crema de leche vegetal (yo de arroz)

– Queso parmesano (yo vegano)

– Sal

Preparación:

1. Cortamos el bacon y lo ponemos en la sartén a fuego lento, se irá dorando poco a poco hasta que quede muy crugiente, le quitamos todo el aceite y reservamos un poco de bacon, lo usaremos para decorar el plato.

2. Echamos la crema de leche en la sartén junto con el bacon, salpimentamos y lo dejamos unos 5 minutos que haga chup chup

3. Ponemos una olla con agua y sal, cuando rompa a hervir la retiramos del fuego, ponemos los noodles y los dejamos unos 2 minutos máximo, si los dejamos más tiempo se romperán. O seguir instrucciones del paquete.

4. Colamos los fideos, los pasamos por agua fría para que se despeguen y los incorporamos a la sartén, rectificamos de sal y pimienta, le añadimos un poco de queso parmesano y los dejaremos 5 minutos más para que se integren con la salsa,  la crema de leche de arroz. Los emplatamos, le ponemos el bacon que habiamos reservado y con queso parmesano espolvoreado por encima. Yyyy a comer!

PicsArt_05-05-12.23.48

Buen provecho!!

Bon profit!!

 

Noodles a la carbonara sin huevo

Minientrada

20160502_131618

Ingredientes:

– 1 paquete de Noodles de arroz o fideos finos de arroz.

– Sal

 

Ingredientes para la crema:

– 400gr  de calabaza

– 2 zanahorias

– 1 patata mediana

– Queso vegano (Taco Violife de mozzarella)

– Cúrcuma fresca

– Aceite de oliva

– Pimienta

– Sal

 

Preparación:

1. Cortamos la calabaza, la zanahorias  y la patata a cuadraditos.

2. Ponemos las verduras en una cazuela y las rehogamos 5 minuto, con un buen chorro de aceite.

3. Las cubrimos de agua, salpimentamos y las dejamos hervir unos 15 minutos, las vamos pinchando y cuando estén blanditas le añadiremos el queso mozarella, al gusto, y le rallamo un poco de cúrcuma fresca, si no tenéis le pondremos en polvo, vamos removiendo bien hasta que se funda el queso y la cúrcuma este integrada.

4. Trituramos, con una batidora de mano, las verduras hasta que quede una crema fina y reservamos.

Preparación de los Noodles:

1. Ponemos una olla con agua y sal, cuando rompa a hervir la retiramos del fuego, metemos los noodels y los dejamos unos 2 minutos como máximo, si los dejamos más tiempo se romperán. Mirar en el paquete los tiempos, según el grosor necesitaran más o menos.

2. Los escurrimos, los pasamos un poco por debajo del grifo, con agua fría, y los dejamos escurrir, los servimos en el plato y le añadiremos la crema bien caliente. Y liiisto!!! a comer

Bueno provecho!!

Bon profit!!

 

Noodles con crema de calabaza